Maquillaje Sencillo

fgdfgf gdf

Brochas de maquillaje

Es normal que a la hora de maquillarte y, aunque utilices los mismos productos que una maquilladora profesional, los resultados no sean los mismos. El problema no suelen ser los productos, aunque se recomienda que sean de calidad porque la piel es delicada, sino que no muchas mujeres suelen saber la importancia de las brochas de maquillaje, su uso, función y utilización correcta.

En primer lugar, es pertinente mencionar que el material con el que se fabrican las brochas puede variar. Con respecto al pincel, éste puede ser de pelo natural (que puede ser de marta, de ardilla, pony, castor, etc.) o sintético. Son altamente recomendables las brochas de pelo natural para los productos de polvo y las brochas de pelo sintético para productos cremosos. Con respecto al mango, también es importante el material si queremos un producto duradero. Lo más recomendable son los de madera, aunque si consigues plástico de alta calidad, también es una opción. Sea lo que sea que elijas, lo más importante es que el pelo te resulte suave al tacto con la piel y el mango sea cómodo al utilizarlo para aplicar el maquillaje.

Brochas y pinceles

Si quisiéramos establecer cuántas brochas y pinceles existen, sería muy difícil, por su gran variedad, pero sí se pueden establecer las básicas y fundamentales, que no debes dejar de tener si eres de las que adoran tener siempre un maquillaje espléndido.

Tipos de brochas de maquillaje

  • Brocha de base de maquillaje: Para iniciar un bien maquillaje con una buena base, es recomendable la brocha mofeta, que es la que está compuesta tanto de pelo natural como sintético. Lo más recomendable es la base líquida, que se coloca con esta brocha perfectamente. Se realizan solo unos golpecitos en la frente mentón y nariz, y se esfuma lentamente hasta extenderlo por toda la cara.
    Brochas para maquillaje
  • Brocha del rubor: Al escoger la brocha perfecta, debe ser la que encaje en nuestro pómulo, ese será el secreto. Para la colocación solo basta con sonreír y extenderlo desde el inicio hacia las cienes. Un gran secreto es el color que debemos usar, para eso solo basta con dar unos golpecitos suaves en las mejillas hasta ponerlas coloradas, y ese es el tono perfecto para nuestro rubor.
  • Sombras en los ojos: Para los ojos no hay solo un pincel, aunque podemos decir que los que traen las paletas de sombras no los usarás mucho, ya que con el mango tan corto es sumamente incómodo para usar; sin embargo, el pincel típico para esta tarea es ancho y redondo con mango largo, así será muy fácil su aplicación. Otra opción es el pincel lápiz, el cual termina en punta, ayudando a pintar sectores pequeños o de alcance limitado.
    Brochas de maquillaje
  • Brochas para las cejas: Para trabajar con las cejas, se necesita un pincel en bisel para rellenar los espacios, sin necesidad de pintarla, ni creando líneas gruesas. Además, para este sector de la cara, también existen los peines de cejas, que cuentan con un peine rígido y otro de cerdas. El rígido nos ayudará a peinar y ordenar las cejas, si así lo requieren, y las cerdas darán forma.
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recomendados
YOUR CODE HERE